Ayuda

Guía de cuidados



Sabemos lo importante que es que tus zapatos estén siempre en perfecto estado y relucientes como el primer día, y por eso queremos compartir contigo nuestros trucos y consejos para su cuidado.

Recomendamos usar hormas. Tras su uso no dejes los zapatos tal cual en el zapatero. Si les introduces una horma o una bola de papel respetarás durante mucho más tiempo su forma y lucirán más tiempo como nuevos. Además, en el caso del papel absorberá la humedad del zapato (tanto en caso de lluvia como de sudor del pie).

No todos los zapatos deben limpiarse igual, presta atención al material del que están hechos y sigue estos consejos:

Tan importante como el exterior del zapato, recomendamos limpiarlo regularmente con un paño húmedo y jabón neutro.

Cepillar hacia un solo lado, el que marca la textura. Si se trata de quitar manchas, lo que puedes hacer es humedecer una esponja suave con muy poca agua y pasarla con mucha delicadeza.

Limpiar con una gamuza para evitar que el material se dañe. Puedes humedecer la gamuza con un poco de agua y pasar suavemente sobre la zona manchada. Luego sécalo con una toalla limpia para evitar que se quede húmedo. Frotar para sacar brillo.
En caso de que aparezca alguna mancha, pasar un paño humedecido con agua y jabón neutro.
Utilizar un spray repelente del polvo. En caso de mancha, utilizar un cepillo húmedo y frotar suavemente.
Pasar un paño húmedo con agua y jabón neutro.

El raso es un material muy delicado. Recomendamos utilizar una toalla húmeda para quitar la suciedad.

Si tienes alguna duda, contáctanos en el 931 751 212
o por e-mail info@zatro.com